Casi todos los usuarios están expuestos a pantallas, ya sea en su vida personal con teléfonos inteligentes, tabletas o en el trabajo con ordenadores de sobremesa o portátiles.


A consecuencia de estos cambios, los estándares ópticos, como las distancias de lectura y la inclinación de mirada han cambiado. Sin embargo, la mayoría de los lentes monofocales no están diseñados teniendo en cuenta estos nuevos parámetros.



Si bien casi todos los usuarios utilizan cada vez más sus pantallas a corta distancia, sus lentes monofocales están optimizados solo para la visión lejana. Esto significa que cuando los usuarios miran objetos a corta distancia a través de la parte inferior de sus lentes, experimentan algunas aberraciones ópticas causadas por la desviación de su valor de prescripción óptimo que puede provocar fatiga visual.



Ahora, podemos proporcionar una visión optimizada sin importar lo que miren. Las nuevas tecnologías tienen en cuenta la dirección de mirada y la distancia del objeto en cada punto de la lente. Esto nos asegura mantener la graduación del usuario en toda la lente de acuerdo con los nuevos estándares ópticos adaptados a nuestra vida cada vez más digital.


Esto proporciona una mejor visión y ojos más relajados durante todo el día. 


Eyezeen Start (Essilor), Smartlife monofocal Superb e individual (Zeiss)

https://www.youtube.com/watch?v=WdzlGf3nD58

https://www.youtube.com/watch?v=korYEDH0Aps

 

© 2020 - 2022 Llobet Òptics - Todos los derechos reservados.